Archgoat – 2015 – The Apocalyptic Triumphator


Perdonen por la falta de entradas: entre los trabajos de clase, la búsqueda de trabajo y la organización del programa de radio, a veces no tengo tiempo para escuchar todo lo que quisiera. Pero a partir de ahora decidí tomar la decisión de dejar para el blog a las bandas con las que se me haría complicado presentar sus discos, ya sea porque el sonido del disco sea demasiado lo-fi, la longitud de los temas y demás. Es algo para poder enfocar el blog. Sin nada más que decir, pasemos al disco de hoy.

Archgoat son leyendas dentro del ambiente del “war metal” o “bestial black metal”, la combinación desenfrenada de black, death y thrash alemán que tiene a los canadienses Blasphemy y a los finlandeses Impaled Nazarene como principales pioneros. Aunque durante su primera época, de 1989 a 1993, Archgoat sólo llegaron a editar dos demos (“Jesus Spawn” de 1991, y “Penis Perversor” de 1993) y el EP “Angelcunt (Tales of Desecration)” de 1993, eso les alcanzó para agregarlos sin problemas a la lista de pioneros del género. Por suerte en 2004, y luego de 11 años de espera, estos finlandeses regresaron a la actividad y editaron el bien recibido “Whore Of Bethlehem” en 2006. Luego de eso, editaron “The Light-Devouring Darkness” en 2009, y después editaron gran cantidad de splits y un EP.

“The Apocalyptic Triumphator”, nuevo disco de los finlandeses luego de una espera de seis años, es exactamente lo que puede esperarse de una banda que saca un disco con canciones con títulos tales como “Portal Sadomágico” y “Profanador Fálico de las Puertas Sagradas”: pura blasfemia, riffs de simplicidad punk y espíritu black, y voces super guturales. No esperen nada nuevo de Archgoat: su sonido es este, tomalo o dejalo. Aunque hay que aclarar que, a diferencia de otras bandas del estilo, Archgoat suelen meter riffs más lentos y gancheros entre la tormenta de blastbeats, además de que el disco suena más limpio que el 90 % de los discos del género. ¿Esto los hace más accesibles? Puede ser, aunque lo más seguro es que alguien que no esté acostumbrado a este tipo de sonidos los vea como la representación sonora de una patada en los huevos.

Puede criticárseles la falta de variaciones en su sonido, pero hay que darles crédito por haber estado mucho antes que la mayor parte de las bandas del género. Aunque a esta altura no agreguen nada verdaderamente nuevo al canon del estilo, Archgoat tienen el suficiente talento para hacer que “The Apocalyptic Triumphator” entretenga a lo largo de 41 minutos. Puede parecer poco para algunos, pero a veces sólo basta con eso.

Anuncios