Heiser – 2015 – El Derrumbe de los Tiempos

dtm2wnf

Desde que se formaron en 2002 bajo el nombre de Rotas Cadenas, Heiser vienen peleándola en la siempre complicada escena metalera nacional, sorteando los obstáculos que plantean los cambios de formación y las limitaciones de vivir lejos de los centros más importantes del metal argentino, y siempre con el esfuerzo que caracteriza a las bandas argentinas.

Es así que, a trece años de su formación, este cuarteto oriundo de la localidad cordobesa de Monte Maíz llega a su LP debut. “El Derrumbe de los Tiempos” contiene 8 canciones de puro heavy metal “argento”, aquel que mezcla del metal de los ochentas con detalles más agresivos y crudos. Nada nuevo o que no se haya oído antes, pero la originalidad es un punto que se puede pasar por alto cuando el material es bueno. Y acá tenemos muy buen material, con ocho canciones que se pasean entre el medio tiempo y momentos más acelerados, e incluso una balada en “Cerrojos”, donde el cantante Fabián Cruz, único miembro constante del grupo, tiene uno de sus mejores momentos. El resto del grupo también se destaca: el guitarrista Paolo De Los Santos la rompe tanto en los riffs como en los solos, mientras que la bajista Jessica Cabaña y el baterista Francisco Giménez conforman una base ultra cumplidora, como en “Doctora Frankestein” y “El Rincón de los Poetas Ebrios”.

No es que el álbum esté libre de contras. Aunque Fabián Cruz se destaque en los agudos, hay ciertos pasajes donde intenta llevarlos por fuera de su rango, empañando su buena performance. A eso, se suma una producción un tanto cruda ciertos momentos donde falla en mostrar todo lo hecho por los músicos, con un bajo un poco tapado por el resto de los instrumentos.

A pesar de los puntos en contra, Heiser salen airosos en su álbum debut, gracias a buenas canciones, que vienen puliendo desde hace años, y a tener a los músicos indicados en sus filas. Claro que, luego de años de pelearla hasta tener el disco en la calle, de ahora en más el grupo debe mirar al futuro y pensar todavía más en grande, y no quedarse sólo en este primer paso. Será sólo cuestión de esperar para que el grupo se anime a avanzar.

Tramontina – 2015 – Demo

lwelrfv1

Tramontina (o ‡ramon‡ina, como les gusta ser conocidos) es una joven banda de Capital Federal. Está formada por Colo, Nico, Mace y Sebaxxx, este último uno de los bajistas de los sludge/drone/doom Asilo, que también sirvieron de nexo con el grupo cuando lo mencionaron en su perfil de Facebook.

En su mayor parte, Tramontina practican un hardcore punk crudo, directo y sin vueltas, clavado en los ochentas. Nada nuevo ni que no hayamos escuchado antes, pero al mismo tiempo fresco en su entusiasmo. A lo largo de poco menos de ocho minutos, tenemos riffs simples pero furiosos, baterías que no dan respiro y voces con mucho eco gritando letras sobre la alienación urbana, la muerte y esas cosas que tanto nos gustan. El soundtrack perfecto para poguear y emborracharse en un antro una noche de verano de 35 grados. El punk del pueblo, con sonido garagero y canciones cortas y al palo.

En lo personal, creo que la única contra del demo son las cortas secciones de collages sonoros y drone al final de las canciones, que para mí son la parte menos entretenida del disco. Aunque podría gustarle a alguien más metido en este estilo, prefiero que las canciones terminen de manera un poco más tradicional.

Y bueno, eso. ¿Creen que es un texto demasiado corto? Yo no lo creo: Tramontina es una banda para definir en pocas palabras, como para simplemente escuchar y sacar nuestras propias conclusiones. Por mi parte, que sigan así, que nada más importa.

I The Intruder – 2015 – Exilium

qpt57zk

Aunque no sé hasta qué punto el inicio de un nuevo ciclo de rotación de la Tierra alrededor del Sol pueda llegar a afectar nuestras vidas, creo que muchos lo ven como una manera de marcar un punto de división en su existencia, un antes y un después si se quiere. Así que me parece correcto desearles a todos un muy feliz año, y que durante estos 366 días puedan cumplir todos los objetivos que no pudieron llegar a cumplir en los 365 días anteriores.

Dicho eso, vamos a pasar a la primera entrada del año 2016, y para eso nos vamos a ir un tanto lejos de los típicos lugares de donde vienen las bandas de las que solemos hablar acá. Más precisamente vamos a ir a Túnez, al norte de África y sobre la costa mediterránea. En este país reside Mahdi Riahi, un músico procedente de la ciudad costera de Kelibia, y vocalista y guitarrista del grupo de death metal Vomit The Hate y tecladista de Ulcerium, que decidió crear un proyecto unipersonal al que nombró I The Intruder mientras se encontraba en la ciudad francesa de Nancy.

“Exilium”, el debut de I The Intruder, es una buena muestra de talento por parte de Riahi, quien se encargó de todos los instrumentos. A lo largo de cuatro canciones y 12 minutos, este EP se apega, en su mayor parte, a la típica fórmula del death metal técnico, como los riffs ultra complejos y las baterías que parece que estuvieran a punto de partirse por todos los blastbeats que les dan. Elegir alguna canción de esta onda sería un tanto inútil, porque cualquier podría ser una buena elección: casi siempre, elegir una canción en este estilo es elegirlas todas.

Pero también hay algunas secciones que cuentan con características sumamente destacables si se llegaran a desarrollar a futuro. A esta categoría pertenece “The Infection”, el cual creo que es el track más interesante, con un inicio reposado y metiendo una sección con baterías cercanas al drum & bass cerca del final, todo en apenas un minuto y 47 segundos. De verdad es que me gustaría ver más material cercano a esta canción en el futuro, como una manera para encontrar un sonido verdaderamente propio en un universo tan superpoblado como el del death metal técnico.

Aunque no es algo que siento que pueda atraerle a alguien que no sea fan del estilo, las canciones se mantienen brutalmente entretenidas, con suficientes cambios de atmósfera como para no aburrir ni volverse monótonas como suele ocurrir con tantos discos del estilo. 12 minutos para volarte la cabeza con buen death metal.

Anomalía – 2015 – Una Vida En El Infierno

hvqmbsz

qolxczh

Anomalía es una banda que ha pasado por una buena cantidad de cambios a lo largo de su historia. Comenzaron practicando una mezcla de thrash y death con letras en inglés, como se puede apreciar en su demo “After The End” de 2006, pero luego de varios cambios de formación, entre los que se contó la entrada del ex Dar Sangre Ramiro Arias en voces, el estilo del grupo cambió a uno más cercano a un deathcore bastante melódico, con mucho uso de voces podridas y pig squeals junto a las más melódicas, y editó su disco debut “Mea Culpa” en 2012.

“Una Vida En El Infierno”, el nuevo LP de Anomalía, plantea un nuevo cambio en el estilo de esta banda de Tigre, provincia de Buenos Aires, al dejar de lado los pig squeals y usar una voz más gritada en vez de la gutural, para pasar a un estilo más cercano al metalcore. Ahora, lo más seguro es que estén pensando “¿necesitamos otra banda de metalcore?”, y la verdad es que es una buena pregunta, porque en la escena del primer mundo este estilo, si somos optimistas, está con respirador artificial por la sobrepoblación de bandas genéricas. Por suerte, en Argentina la situación es diferente: bandas como Clay, All For Love y, en especial, Deny, son sólo algunas de las bandas que forman una escena saludable y con un seguimiento enorme por detrás, más que nada por un uso extensivo de las redes sociales y de contacto directo con sus fanáticos de la que muchos grupos de “metal verdadero” deberían aprender.

Este disco tiene algún que otro elemento que no se suele escuchar en este género, como en el inesperado interludio instrumental “La Calma” y sus guitarras acústicas, pero en su mayor parte se apega al canon del género: contraste de voces gritadas y limpias, riffs super melódicos pero de violencia hardcore, estribillos explosivos, etcétera. Nada que de verdad no hayammos escuchado antes de alguna manera u otra, pero Anomalía son tipos talentosos, que saben usar todos estos elementos para crear una experiencia sumamente entretenida.

Un punto positivo importante se centra en cómo evitan muchos de los vicios del género e incluso así logran sonar tal cual te esperás que suene una banda del estilo: Ramiro Arias no sólo es bueno gritando, sino que al momento de las voces limpias tiene un toque especial que lo aleja del vicio de la melosidad que suele plagar al género; David Iapalucci, guitarrista y único miembro original, riffea con todo y se aleja del rejunte de breakdowns por el breakdown mismo; y el bajista Ariel Olarte y el baterista Javier Cuello, que mete una cantidad de arreglos enorme, provee una buena base para todo esto, aunque me hubiera gustado que el bajo del primero se escuchara más para poder hablar de manera individual.

“Tu Soledad En Llamas”, “En El Ojo del Huracán” y “Una Vida En El Infierno” son algunas de las mejores canciones, aunque es difícil elegir alguna en un trabajo de apenas nueve canciones y media hora de duración. Anomalía es una banda comprometida con su arte, legítima y sumamente talentosa. Es sólo cuestión de tiempo de dejar de lado los prejuicios que podamos llegar a tener para poder apreciar a una banda con mucho futuro por delante.

Comentarios express

Casi todo el tiempo estoy escuchando música, pero últimamente no tengo tanto tiempo seguido como para sentarme y escribir lo que pienso acerca de tal o cual disco. Me encanta escribir reseñas de 400, 500 o 600 palabras, pero eso toma su tiempo.
Pero, y esto es algo que aprendí de leer las reseñas en el sitio de Zann’s Music años atrás, a veces no es necesario explayarse tanto para mostrar lo que pensás acerca del disco en cuestión. Así que en esta ocasión les traigo algunos comentarios acerca de varios discos que vengo escuchando, cortitos y condensados para la cartera de la dama y el bolsillo del caballero.

Hollywood Vampires – 2015 – Hollywood Vampires

skni9hb

Formado por Alice Cooper en voces, el guitarrista Joe Perry (Aerosmith) y, como miembro más extraño a primera vista, el actor Johnny Depp en guitarra, y acompañados por miembros de la banda de Cooper y ex Guns N Roses en los demás instrumentos, este grupo se propone homenajear a todos los rockeros que murieron por los excesos durante la década de los setentas. Tomando su nombre de un club de borrachos que tuvo a Alice Cooper y a muchos de esos rockeros como miembros, esta banda edita su álbum debut autotitulado, compuesto por varios covers de los grupos que esos músicos muertos integraron y dos canciones nuevas, todas dentro del estilo del viejo y querido hard rock. Aunque uno hubiera querido más canciones nuevas, se nota que no es un simple proyecto para pasar el tiempo, y tanto las versiones como las canciones nuevas conservan un buen nivel a lo largo del disco, además de incluir una intro con la última grabación de Christopher Lee antes de morir. Un buen disco, aunque sea para pasar el rato.

Lil Herb – 2015 – Ballin’ Like I’m Kobe

wz3euwa

Hace tiempo que el hip-hop viene estancado, aunque eso podríamos decir de cada estilo musical en la faz de la tierra. Así que es bueno encontrar raperos jóvenes en quienes depositar el futuro del género. Lil Herb no sólo es joven (tiene un año menos que yo) sino que su mixtape “Ballin’ Like I’m Kobe” es sumamente entretenido. La producción es bien agresiva, algo que va de la mano con las letras, que relatan historias violentas sobre tiroteos, venta de drogas y la vida en los guetos. El estilo de rapeo de Lil Herb es bastante monótono, así que los mejores momentos son aquellos en donde se acopla a las bases y se pone a gritar las letras. Una nueva esperanza para el estilo.

BLVCK PØW∃Я – 2015 – ✝H∃ DVЯK GLØVV

kr1wsuo

Aunque los mismos músicos digan que el witch-house está muerto, todavía es posible encontrar algunos especímenes destacables emplazados en las profundidades de Bandcamp. Este (supuesto) dúo (supuestamente) danés bien puede ser uno de esos, dado que en su (supuesto) debut llevan a bien puerto la mezcla de shoegaze, noise, drone hip-hop, darkwave, ocultismo y caracteres por fuera del alfabeto latino que hicieron del witch-house un género tan identificable a primera vista pero no a primera oída, para bien o para mal. A este combo, le agregan cierta fascinación con el pop más masivo de los últimos años, a juzgar por los títulos de las canciones. Es entretenido, y está para bajar gratis en Bandcamp, así que dale para adelante.

Scandal – 2014 – Hello World

w3vfn9z

Sexto disco en los nueve años de existencia de la banda, pero por suerte no hay verdaderas señales de desgaste. Tengo un lugar dentro de mí para el pop punk azucarado tocado por estas chicas japonesas. Puede ser por muchas razones, pero estoy seguro de que la principal es que sus canciones son ultra gancheras en toda su inocencia e ingenuidad cubierta de distorsión guitarrera. Que muchas de las canciones suenen como intros de animé puede ser algo bueno o malo según tus gustos. Es como el soundtrack para tomar helado en la plaza con tus amigas durante un día soleado mientras pensás maneras para que senpai te note.

Under The Church – 2015 – Rabid Armageddon

vfl35sn

Es bastante interesante el fenómeno en el que lo nuevo es sonar como algo viejo, o “sonar retro”. Esto se puede ver en muchos ámbitos, como la moda hacer videojuegos con estética de 8bits. En el death metal, la onda retro pasa por replicar el sonido del viejo death metal sueco de fines de los ochentas y principios de los noventas, sucio y thrashero. Puede parecer simple falta de originalidad pero, en un género donde muchas bandas sólo saben componer bolas de blastbeats, esta “vuelta a lo básico” es más que bienvenida. Under The Church, este combo sueco-islandés, debuta en formato LP con una buena muestra de death metal sucio, punk y directo a la yugular. “Rabid Armageddon” no es ninguna muestra de originalidad, pero a lo largo de 37 minutos se devela como un gran álbum para todo aquel que disfrute de la reverencia a grupos como Entombed, Dismember y los estadounidenses Autopsy.