Leviathan – 2015 – Scar Sighted


Cuatro años tuvieron que pasar para que tuviéramos nuevo material de Leviathan, el proyecto comandado en solitario por Jef Stuart “Wrest” Whitehead. La espera más larga en la historia de Leviathan se dio gracias a que la vida de Wrest ha estado bastante movida y complicada… o al menos sospecho que tu vida se debe complicar si te arrestan y condenan a dos años de probation por violar a tu novia con utensilios para hacer tatuajes.

Si los últimos acontecimientos en la vida de Wrest influyeron en su composición, queda en el ámbito de la especulación. Pero al momento de escuchar “Scar Sighted”, se pueden sentir varias diferencias con respecto a discos anteriores: este debe ser el disco más accesible de la discografía de Leviathan, una declaración muy fuerte si tenemos en cuenta que este es un proyecto que se hizo un nombre haciendo culto a la oscuridad absoluta y al sonido de baja fidelidad. Aunque los arranques y los riffs machacados siguen estando ahí, ahora se balancean con secciones más suaves y casi atmosféricas, además de tener un sonido lo suficientemente claro como para que uno pueda escuchar todos los instrumentos.

¿Esta nueva manera de enfocar la composición afecta la calidad del disco? Bueno, me atrevería a decir que este es el mejor disco de Leviathan en años, así que tal vez buscar nuevas sonoridades es lo mejor que Wrest hubiera podido hacer a esta altura.

“Scar Sighted” es de esas obras a las que hay que apreciar en toda su extensión, por lo que se dificulta elegir canciones individuales. Sin embargo, puedo decir que si este es un nuevo comienzo en la carrera de este pionero del black metal estadounidense está por verse, pero es para destacar la habilidad para cambiar sin comprometer la identidad, algo que señala a un verdadero artista.