Hëllvox – 2014- The Killing Hand

Hëllvox se formaron en Capital Federal allá por el año 2005, pero no fue hasta cinco años después, luego del EP “Born In Hell”, que el grupo editó su disco debut, titulado “Increasing Hate”. Recuerdo haberme cruzado con el disco por esa época, pero las etiquetas que le ponían (groove metal, death metal moderno, nu metal) me causaron cierta reticencia y no lo escuché en su momento. Sin embargo, cuatro años después me sorprendió reencontrarme con esta banda y enterarme de que tenían un nuevo disco en las calles, titulado “The Killing Hand”, y esta vez me propuse prestarles la atención que no les presté en su momento.

En “The Killing Hand”, Hëllvox afianzan su veta más cercana al death metal más moderno, con ciertas inspiraciones más melódicas pero sin terminar haciendo death metal melódico y moderno sin terminar siendo metalcore, formando un estilo bastante original al menos para lo que es la escena argentina. Claro que sólo con un estilo original no alcanza, porque sin las canciones apropiadas ese estilo no se puede explotar como se debe. Por suerte, las de Hëllvox son muy gancheras pero sin perder agresividad, con canciones como “I Am Justice”, la metalcorosa “The Eyes” y “Remembrance” contándose entre las mejores en un trabajo super balanceado.

Los riffs del guitarrista Helmet, como dije antes, son muy melódicos y agresivos, y el bajo de Mephisto es muy prominente tanto en la mezcla como en la composición (sino, escuchen la línea de bajo en “Ego Vici”), mientras que la batería de Kraken cumple con su cometido. Los gruñidos de The Italian Motherfucker suelen entenderse muy bien, algo que tiene mucho que ver con el hecho de que “The Killing Hand” sea un disco conceptual, donde obviamente las letras tienen una enorme importancia, basado en el manga y animé Death Note.

¿Es “The Killing Hand” un buen disco? Ciertamente lo es, pero creo que su mayor virtud es que logre que yo llegue a la conclusión de que es un muy buen disco cuando combina elementos de varios géneros a los que yo no suelo darle mucha pelota. Hasta la propuesta conceptual es muy copada y original, y eso que jamás vi Death Note. Así que si querés descubrir una banda bastante copada, con una propuesta interesante y que podés ir a ver en algún fin de semana que tengas libre, pegale una escuchada a “The Killing Hand”.

Anuncios