Comentarios express

Casi todo el tiempo estoy escuchando música, pero últimamente no tengo tanto tiempo seguido como para sentarme y escribir lo que pienso acerca de tal o cual disco. Me encanta escribir reseñas de 400, 500 o 600 palabras, pero eso toma su tiempo.
Pero, y esto es algo que aprendí de leer las reseñas en el sitio de Zann’s Music años atrás, a veces no es necesario explayarse tanto para mostrar lo que pensás acerca del disco en cuestión. Así que en esta ocasión les traigo algunos comentarios acerca de varios discos que vengo escuchando, cortitos y condensados para la cartera de la dama y el bolsillo del caballero.

Hollywood Vampires – 2015 – Hollywood Vampires

skni9hb

Formado por Alice Cooper en voces, el guitarrista Joe Perry (Aerosmith) y, como miembro más extraño a primera vista, el actor Johnny Depp en guitarra, y acompañados por miembros de la banda de Cooper y ex Guns N Roses en los demás instrumentos, este grupo se propone homenajear a todos los rockeros que murieron por los excesos durante la década de los setentas. Tomando su nombre de un club de borrachos que tuvo a Alice Cooper y a muchos de esos rockeros como miembros, esta banda edita su álbum debut autotitulado, compuesto por varios covers de los grupos que esos músicos muertos integraron y dos canciones nuevas, todas dentro del estilo del viejo y querido hard rock. Aunque uno hubiera querido más canciones nuevas, se nota que no es un simple proyecto para pasar el tiempo, y tanto las versiones como las canciones nuevas conservan un buen nivel a lo largo del disco, además de incluir una intro con la última grabación de Christopher Lee antes de morir. Un buen disco, aunque sea para pasar el rato.

Lil Herb – 2015 – Ballin’ Like I’m Kobe

wz3euwa

Hace tiempo que el hip-hop viene estancado, aunque eso podríamos decir de cada estilo musical en la faz de la tierra. Así que es bueno encontrar raperos jóvenes en quienes depositar el futuro del género. Lil Herb no sólo es joven (tiene un año menos que yo) sino que su mixtape “Ballin’ Like I’m Kobe” es sumamente entretenido. La producción es bien agresiva, algo que va de la mano con las letras, que relatan historias violentas sobre tiroteos, venta de drogas y la vida en los guetos. El estilo de rapeo de Lil Herb es bastante monótono, así que los mejores momentos son aquellos en donde se acopla a las bases y se pone a gritar las letras. Una nueva esperanza para el estilo.

BLVCK PØW∃Я – 2015 – ✝H∃ DVЯK GLØVV

kr1wsuo

Aunque los mismos músicos digan que el witch-house está muerto, todavía es posible encontrar algunos especímenes destacables emplazados en las profundidades de Bandcamp. Este (supuesto) dúo (supuestamente) danés bien puede ser uno de esos, dado que en su (supuesto) debut llevan a bien puerto la mezcla de shoegaze, noise, drone hip-hop, darkwave, ocultismo y caracteres por fuera del alfabeto latino que hicieron del witch-house un género tan identificable a primera vista pero no a primera oída, para bien o para mal. A este combo, le agregan cierta fascinación con el pop más masivo de los últimos años, a juzgar por los títulos de las canciones. Es entretenido, y está para bajar gratis en Bandcamp, así que dale para adelante.

Scandal – 2014 – Hello World

w3vfn9z

Sexto disco en los nueve años de existencia de la banda, pero por suerte no hay verdaderas señales de desgaste. Tengo un lugar dentro de mí para el pop punk azucarado tocado por estas chicas japonesas. Puede ser por muchas razones, pero estoy seguro de que la principal es que sus canciones son ultra gancheras en toda su inocencia e ingenuidad cubierta de distorsión guitarrera. Que muchas de las canciones suenen como intros de animé puede ser algo bueno o malo según tus gustos. Es como el soundtrack para tomar helado en la plaza con tus amigas durante un día soleado mientras pensás maneras para que senpai te note.

Under The Church – 2015 – Rabid Armageddon

vfl35sn

Es bastante interesante el fenómeno en el que lo nuevo es sonar como algo viejo, o “sonar retro”. Esto se puede ver en muchos ámbitos, como la moda hacer videojuegos con estética de 8bits. En el death metal, la onda retro pasa por replicar el sonido del viejo death metal sueco de fines de los ochentas y principios de los noventas, sucio y thrashero. Puede parecer simple falta de originalidad pero, en un género donde muchas bandas sólo saben componer bolas de blastbeats, esta “vuelta a lo básico” es más que bienvenida. Under The Church, este combo sueco-islandés, debuta en formato LP con una buena muestra de death metal sucio, punk y directo a la yugular. “Rabid Armageddon” no es ninguna muestra de originalidad, pero a lo largo de 37 minutos se devela como un gran álbum para todo aquel que disfrute de la reverencia a grupos como Entombed, Dismember y los estadounidenses Autopsy.

Anuncios

Myrkur – 2014 – Myrkur EP

En un género tan sectario y extremista como el black metal, no es de extrañar que las “bandas de un solo hombre” se vean con una frecuencia mucho mayor que en otros estilos musicales. Incluso en países muy poblados, y donde seguro no falta gente con cierto gusto por la misantropía, la oscuridad, la música grabada en un baño y el maquillaje en blanco y negro, hay un enorme porcentaje de músicos de black metal que prefieren encargarse de todos los instrumentos, casi siempre argumentando que no quieren que haya colaboraciones externas que “distorsionen el mensaje y las ideas detrás de la música”.

Ahora, las bandas de un solo hombre son muy comunes en el black metal, pero ¿cuántas “bandas de una sola mujer” hay en el black metal? Es más, ¿cuántas bandas de black metal tienen a una mujer en su formación? En un principio, sólo podía recordar a Tyrannizer, cantante de la banda de thrash/black alemán Nocturnal, pero según esta lista hecha por un usuario de RateYourMusic hay más de las que uno pudiera llegar a pensar. Incluso así, la desproporción entre hombres y mujeres es enorme, y no es que otros géneros pesados estén mucho mejor (más allá de las pioneras de Girlschool, de todas las bandas de metal gótico con mujeres cantantes, y los ejemplos de Anneke van Giersbergen en The Gathering, Tarja Turunen en Nightwish y, ya metiéndonos en el metal extremo, Sabina Classen en Holy Moses y Angela Gossow en Arch Enemy), pero parece ser que el black metal es un género particularmente repelente al género femenino.

Todo esto dio para que llamara enormemente la atención del público metalero cuando el sello estadounidense Relapse anunció la edición del EP debut de una banda de black metal llamada Myrkur (una palabra en islandés que significa “oscuridad”, tal vez tomada de la canción de la banda islandesa Sigur Rós llamada “Myrkur”), que tenía la particularidad de tener a una mujer tocando todos los instrumentos. Ya con ese detalle bastó para que saltaran las alarmas, pero cuando se reveló que la que estaba detrás de este proyecto era una muy linda chica de 29 años, de origen danés pero residente en Estados Unidos, llamada Amalie Bruun, que también canta en una banda indie pop llamada Ex Cops y a veces trabaja como modelo, todo se fue, con perdón del chiste malo, al diablo,. ¿Una modelo de publicidades de Chanel tocando black metal? “Por Satanás, ¿¡qué está ocurriendo?!”, habrán pensado los fundamentalistas del género, tan poco adeptos a los cambios, a las propuestas que se desvíen aunque sea un centímetro de los cánones establecidos y a los tiempos cambiantes (para darles dos ejemplos de esto sólo busquen sobre la controversia por la irrupción del black metal hipster de Liturgy, aunque las críticas también tenían mucho que ver con que Liturgy era una banda bastante pedorra, y por la irrupción de Deafheaven, con su black metal mezclado con shoegaze y su disco de tapa rosa homenaje a Pulp que llegó a la Rolling Stone).

Como decía, Myrkur tiene a Bruun como único miembro oficial, aunque la batería del EP fue programada por un sueco llamado Rex Myrnur, mientras Bruun se encargó de las guitarras, el bajo y las voces. Ahora, ¿cómo suena Myrnur? Bueno, si creés que el black metal sólo puede ser blasfemo, crudo e inaccesible, tengo que decirte que esto no es para vos. Pero si no sos de esos, e ignorás toda la controversia emanada casi exclusivamente por el ala más conservadora del black metal, te digo que este EP de Myrkur amerita como mínimo una escucha, porque es muy interesante la manera en que Bruun combina momentos de frío black metal, como los de “Må du brænde i helvede” con las voces angelicales y secciones más ambientales de propuestas como las de Alcest, como en el interludio “Frosne Vind”. Hay momentos donde Bruun hasta se anima a las voces más podridas y a bajar un cambio con la velocidad y meter algún medio tiempo, como en “Nattens Barn”. Claro, tampoco es algo que vaya a revolucionar la historia del black metal y vaya a marcar un antes y un después en el género, pero sinceramente la propuesta de Myrkur es muy interesante y da para especular.

¿Tiene alguna contra el disco? Bueno, probar con mayor variedad de estructuras y conseguirse un baterista de carne y hueso le haría muy bien. Aunque estamos hablando de la primera producción de un proyecto que recién comienza, así que sus faltas nos son tan graves y sus aciertos se magnifican, Sólo falta esperar el LP debut, anunciado para 2015, para poder confirmar todas las cosas buenas que Myrkur prometió en este EP.