Abaxial – 1994 – Samsara


Abaxial fue una banda argentina que duró desde 1988 hasta 1996, tiempo durante el cual “Samsara”, más allá de algunos demos, fue su única producción oficial.

Apenas arrancan los riffs de “Sequels”, descubrimos cuál es la mayor influencia de esta banda porteña: el Metallica de “…And Justice For All”. Las similitudes son muchas: los riffs, el sonido seco de guitarra, los cambios de ritmo, la voz del también bajista Gustavo Esnaola que recuerda mucho a James Hetfield, el intervalo “Samsara” suena como una introducción perdida de alguna canción que Metallica tendría que haber hecho porque suena genial, y hasta la producción del disco recuerda a “…And Justice…”. Si dijera que esta es una versión criolla del disco de 1988 no estaría muy lejos de la realidad.

Ahora, ¿eso sirve para decir que Abaxial son unos copiones? Es para analizar, pero personalmente no recuerdo muchas bandas que hayan tomado el legado del thrash progresivo “andjusticeforallero” (nota mental: patentar ese término), así que la decisión de estos porteños de inspirarse tanto en ese disco bien puede considerarse algo bastante original. Además, Abaxial sostienen su propuesta con mucho más que su devoción por Metallica:

– la introducción de “206 Bones”, con esa escala de la que no puedo terminar de pensar en a qué me recuerda, tal vez a alguna escala griega;

– varias secciones donde se le da gran relevancia al bajo, porque recordemos que ese es un aspecto que de verdad no recuerdo presente en “AJFA”;

– el intervalo de percusión de “Revolution For Oneself”;

– algunos coros thrasheros más tradicionales;

– además, no creo que vaya a romper ningún corazón si digo que Horacio “Bocha” Herrera es un baterista bastante más dotado técnicamente que Lars Ulrich.

Y las canciones son buenas. Muy buenas. Alejados de las cosas más baladescas de Metallica, la banda opta por thrashear con todo, y de eso salen canciones como “Sequels” y sus riffs precisos, “Self-Respect” y sus cambios de ritmo, “Anonimato” (de las más Metallica del disco), “A Strange Blindness” y su machaque thrashero, etc. De verdad que todas las canciones son muy buenas, más allá de si las comparaciones con los Cuatro Jinetes puedan llegar a ser incómodas o no.

Se notaba que Abaxial tenía aspiraciones internacionales, algo tan difícil de encontrar en la escena nacional: eso los llevó a editar “Samsara” en dos versiones, una en español en cassette y otra en inglés en CD, algo un tanto inédito para la época y que realza el estatus de culto de esta perla escondida del metal argentino.

Anuncios